Llueve en mi jardín

 
Llueve en mi jardín
Y el día es gris y triste… y bello
Con la belleza que solo da la melancolía del futuro,
que es la conciencia de lo pasajero, de lo que dejará de ser.
 
Llueve, y en la gratitud el amor se despliega
y sonríe…
 
Llueve